bottega rivoli 2

 

Las mañas y la pasta

Simona Funari (Bottega Rivoli) y Massimo Funari (Rivoli)

las-manas2

“Cuando pequeña, a Simona lo que más le gustaba que le hiciera era cabello de ángel con salsa de tomates, siempre servido en el mismo plato. Era la única forma que podía comer. Desde chica no come cualquier cosa, está acostumbrada a distinguir lo bueno, sabroso, malo, normal o mediocre. Por esta razón, teníamos muchos problemas con el casino del colegio porque ella no almorzaba hasta llegar a casa”, cuenta Massimo Funari, dueño del Rivoli –local que en varias oportunidades ha sido elegido mejor restaurante y Massimo, mejor chef– acerca de su hija Simona, hoy a cargo de la Bottega Rivoli.

Massimo y Simona comparten ideas, cierta complicidad y ahora que trabajan juntos, pero no revueltos, se ha generado una sana competencia para ver a quién le va mejor durante el día. Bottega Rivoli tiene el concepto de restaurante, pero para llevar, además se venden productos frescos que provienen del campo familiar. “Él siempre está tratando de pillarme y en cualquier momento o circunstancia me pone dos platos iguales con diferentes cosas, una mala y otra buena, para ver si me doy cuenta”, expone Simona, a lo que inmediatamente Massimo responde: “Es para ver si tiene los sentidos abiertos y despiertos”.

“A ambos nos gusta comer y realizar viajes gastronómicos, el último fue en auto por la costa de California. Un día paramos en un restaurante en Napa Valley, donde tuvimos una discusión gastronómica fuerte acerca de un risotto topinambur. Cuando llegamos a Chile lo tratamos de copiar”, cuenta Massimo. A lo que Simona añade: “Se trató del mejor risotto que he comido en mi vida. Estábamos tan emocionados de poder hacerlo en Chile, pero después de muchas pruebas, el resultado no fue el que esperábamos y desistimos. Si uno quiere hacer algo que te gustó tienes que replicarlo, pero mejor”.

Massimo siempre supo que su hija era talentosa, pero en este tipo de trabajo el talento debe ir acorde con el carácter. Además, se debe pasar un difícil camino, sobre todo para una mujer, por el sacrificio familiar que se hace. Hoy cree que Simona logró equilibrar ambas cosas, dándose su espacio como mujer y también aprendiendo a tener una buena relación con el equipo de trabajo cuando está bajo presión y tiene que sacar un plato.

“Con el papá hablamos mucho de comida, pero creo que el mayor ejemplo a seguir tanto de él como de mi mamá, que también ha sido un pilar importante en el Rivoli, es la perseverancia”, concluye Simona.

Informacion adicional

  • Fuente de Publicación: Revista Capital
  • Número de edición: 100
  • Año: 2015
  • Tipo Publicación: Gastronomía
  • Mes edición: Mayo

La burrata

La burrata

La Burrata Cremosa por dentro y firme por fuera, esta irresistible variación de la mozzarella es cada vez más cotizada entre gourmets. Pero su origen es humilde: nació al sur de...

Visto:283 Artículos de Prensa Rivoli

Ver artículo
English French German Italian Japanese Portuguese Romanian Russian Spanish
massimo_funari_chef_lan

Reservas Ristorante

reserva

Massimo Funari

novedades

Forma de Pago

tarjetas